linea queofrece

 

 

Muchos padres que desconocen el sistema y escuchan opiniones de gente que tampoco tiene conocimiento sobre el mismo, pero igual opinan, se preguntan:

¿Prepara Montessori a los niños para el mundo real? 

La respuesta es:  Por supuesto.                       

Somos una comunidad educativa formada por alumnos, guías, maestros, personal en general y  padres comprometidos donde el niño es el centro. El acercamiento pedagógico se basa siempre en el respeto, considerando a cada pequeño como el individuo único que es.

En la Escuela Cintli Montessori existen ambientes preparados en los que el orden y los límites son necesarios para que el niño alcance la armonía, el autodesarrollo y la independencia por medio de la disciplina. En un ambiente ordenado y estructurado, el objetivo principal es el orden externo que conducirá al niño al orden interno.

En el Cintli el niño, que cuenta con intereses y necesidades propias y es capaz de absorber al mundo, tiene a su alcance el material Montessori que le dará la oportunidad de abstracción al usarlo y repetirlo, trabajando y desarrollando la actividad por sí mismo.

Siendo el niño quien construye al hombre, debe ser él quien trabaje y desarrolle la actividad.

En Cintli cada niño tiene el derecho de aprender a su paso y a su ritmo. Es un lugar donde lo más importante no es sólo memorizar por un corto tiempo la mayor cantidad de datos, sino tener las herramientas para llegar a ser capaz de investigar por sí mismo.

En el Cintli los maestros no son sólo profesionales que enseñan a los niños. Son además guías que establecen el contacto entre los niños y el material Montessori. Son personas que quieren y respetan a sus alumnos y antes que ser autoritarios y “dueños” de los mismos, los estimulan a expresar sus pensamientos y sentimientos, marcando reglas que les servirán como marco de referencia, para que a través de ellas logren alcanzar su propia independencia, evitando la disciplina a base de gritos, con trabajo constante y comprometido. En el Cintli ofrecemos sobre todo el gran amor y respeto que nuestros niños nos merecen.

En Cintli Montessori no hay premios ni castigos, hay consecuencias lógicas que pueden ser positivas o negativas de acuerdo a las actitudes y conductas del niño.

En Cintli existe un espacio (con ciertas limitaciones) para algunos niños con discapacidad. Estos comparten todo su amor y hacen que la sensibilidad y humanidad de sus compañeros aflore, haciendo que la bondad prevalezca en el recinto escolar. Existe también un espacio para niños superdotados que encuentran difícil su adaptación en un ambiente tradicional y gracias a la atención individualizada logran desarrollar todo su potencial.

Cintli Montessori es una escuela laica donde el color, nacionalidad, raza, creencia y religión no son ni deben ser, obstáculos para que cualquier niño o niña absorba todo lo que su entorno pueda proporcionarle, respetando su individualidad y capacidades.

Ofrecemos además espacios que el tiempo en que vivimos nos exige como son: Taller de Cómputo, donde se refuerza lo aprendido en los ambientes y Taller de Danza, Teatro y Artes Plásticas.

Efectuamos salidas con los niños de todos los niveles a parques, fábricas, conciertos, obras de teatro etc.; generalmente hacemos un campamento anual con los alumnos de Taller (primaria).

Se promueven reuniones y conferencias para los padres de familia así como convivencias con los mismos para socializar y establecer amistades que son gratificantemente duraderas. Estamos en constante contacto con los mismos exhortándolos a tener absoluta confianza de expresar todas sus dudas sin temor a represalias.

En la Escuela Cintli Montessori contamos con los materiales, los recursos humanos, la experiencia y un excelente nivel académico que nos permite ser ampliamente reconocidos dentro y fuera de la Comunidad Montessoriana.

Contrariamente a lo que muchas personas creen (sin haber cruzado nunca el umbral de una escuela montessori), en el Cintli los niños no hacen lo que quieren, pero sí quieren lo que hacen.

 
boton